Beneficios


El beneficio más evidente con el nuevo Sistema Kempen es el incremento de producción de leche por vaca. Puede llegar a ser de hasta un 40% más alto que con un sistema de alimentación tradicional, aunque disminuye el contenido en grasa y mantiene estable el de la proteína.

Esta mayor producción de leche es posible gracias a que la ingesta de materia seca total hasta el pico de producción es 4 kg más al día que con un sistema de alimentación tradicional.

Otros beneficios no menos importantes son:

• Facilita el trabajo y ahorra mano de obra

• Es un sistema simple que evita la aparición de errores

• Mejora la salud y la fertilidad de las vacas

• Disminuye el estrés de las vacas en el momento de acudir al comedero

• Ración más consistente y equilibrada durante todo el año

• Requiere una baja inversión

 


El Sistema Kempen permite a las vacas expresar su máxima predisposición genética para la producción de leche a partir de un mejor uso del concentrado


 

 

 

    © Copyright 2012, NANTA, S.A. | Aviso Legal